Consejos para el hogar: remedios caseros contras las cucarachas

Consejos para el hogar: remedios caseros contras las cucarachas

Con la llegada del calor nuestras casas se convierten a menudo en el hogar de huéspedes no deseados: los insectos.

Es cierto que a los mosquitos y a las moscas conseguimos alejarlos gracias a cortinas y mosquiteras, pero hay otra clase de insectos que son más difíciles de eliminar. ¿Un ejemplo? Las cucarachas. Éstas aparecen aparentemente por arte de magia en muchos lugares de nuestras casas dándonos sustos, si sois miedosos como yo y, en la mayoría de los casos, repulsión.

Pero, ¿dónde se esconden?

Normalmente las podemos encontrar dentro de los muebles de la cocina y del baño en sus hendiduras y grietas. También las cañerías de los desagües son los lugares preferidos para estas criaturas, sobre todo las que salen a la calle. ¡Atención! Son una de las principales vías de ingreso a nuestra casa.

Cuidado también con la parte trasera de cocinas, interior de las cafeteras modernas, hornos y neveras, las cucarachas adoran los electrodomésticos.

Por último ojo con los sótanos y los almacenes y también con los espacios exteriores, tened cuidado que no haya escombros o restos de basura.

Para intentar ayudaros a erradicar esta plaga y haceros sentir seguros en el hogar, os paso algunos remedios caseros para mantener alejados estos molestos insectos:

1. Colocad hojas de laurel en los puntos estratégicos mencionados anteriormente. Las cucharas no soportan el olor de esta hierba y se alejaran de inmediato.

2. Pasta de cebolla y polvo bórico. Ingredientes: media cebolla picada, media taza de harina, agua, una pizca de azúcar y 3 ó 4 cucharadas de polvo bórico. Mezclar los ingredientes hasta conseguir una masa uniforme. Tapar las zonas de riesgo. Atención a vuestras mascotas, esta pasta es muy tóxica para nuestros amigos a cuatros patas.

3. La lavanda. El relajante aroma de lavanda es muy odiado por las cucarachas. Distribuid saquitos de lavanda en los puntos estratégicos y podéis olvidaros de la presencia de estos insectos.

4. Mezcla de azúcar y bicarbonato de sodio. Las cucarachas comerán la mezcla enseguida, atraídas por el dulce, pero la combinación resultará letal.

5. Pasad la aspiradora. Utilizar a menudo la aspiradora ayuda a reducir los grupos de cucarachas que se esconden detrás de vuestros muebles. ¡Funcionará!

Por si esto fuera poco, os paso también varias recomendaciones para evitar que los dichosos insectos entren en casa o se extiendan:

Recordad que no se deben acumular cajas ni trastos, son un escondite idílico para estos bichos.

Si tenéis mascotas mantened siempre limpio su zona de comidas y cajas de arena.

Tapas los posibles huecos y grietas, tanto en los espacios interiores como exteriores p.ej. terrazas, zona de jardín…

Controlad la aparición de humedad y evitad que en casa existan espacios privados de luz en la medida que sea posible.

Evitad que los rincones de vuestra casa acumulen humedad y sean privados de luz.

Sellad los espacios creados por cañerías y cables.

Espero haber sido útil, por favor, dejad un comentario si nuestros remedios han funcionado. Si tenéis más sugerencias, estaré encantada de escucharlas… ¡odio las cucarachas!

Consejos prácticos para elegir un seguro de salud

Consejos prácticos para elegir un seguro de salud

Los recortes a la sanidad pública han obligado a buena parte de la población o, por lo menos, la parte que se lo puede permitir, haya pensado en contratar un seguro médico privado.

Frente a la gran oferta de productos de las compañías aseguradoras resulta difícil saber elegir cual es la clase de póliza que más se ajusta a nuestras necesidades y a las de nuestros familiares.

A continuación os pasamos algunos consejos prácticos que os pueden ayudar a elegir el mejor seguro de salud. Para empezar es fundamental saber los tipos de seguros que podemos elegir y de esta forma decidir cuál nos conviene más:

  • Seguro con Cuadro médico, en este caso podrás elegir entre los especialistas que estén dentro de él.
  • Seguro contra-reembolso. Permite elegir libremente el médico o especialista. Una vez realizada la consulta y pagada por el asegurado, éste deberá enviar la factura a la compañía de seguros que se encargará de abonar entre un 70% y un 90% de los gastos.
  • Seguro Mixto. Está clase de póliza contempla la posibilidad de elegir entre las dos opciones anteriores.
  • Además, se han presentado en el mercado los “paquetes de servicio de salud”, como el que ofrece Siente Salud, que permiten acceder a los servicio de un clásico seguro de salud pagando sólo cuándo se necesite el servicio.

Una vez seleccionado el tipo de póliza que se necesita llega el momento de elegir a que compañía de seguros afiliarse. Recomendamos recaudar cuanta más información posible mejor, evaluando diferentes aseguradoras. Los criterios de elección deberían basarse en:

Hoy en día comparar precios y servicios es una tarea relativamente simple. Gracias a los comparadores de seguros es posible tener toda clase de información en menos de 24h sin necesidad de acercarse a cada oficina. Será suficiente entrar en una de estas páginas web y rellenar un formulario con nuestros datos y en poco tiempo se obtendrá la oferta que mejor se ajuste al propio perfil y necesidad.

Resumiendo, estos son los pasos a seguir para no fallar en la elección de un seguro de salud:

Campamentos de verano: mamitis, hijitis y otros pequeños riesgos

Campamentos de verano: mamitis, hijitis y otros pequeños riesgos

No hay peor época para los padres que las vacaciones, sobre todo si tiene que combinar el trabajo con la atención a los hijos. Tal vez por eso dicen las malas lenguas que fueron ellos mismos quienes inventaron loscampamentos de verano… sea lo que fuere, está comprobado que pasar unos días en contacto con la naturaleza es una oportunidad muy saludable, aunque también arriesgada, como todo cambio en la rutina de las personas. Ya se sabe que donde hay riesgo aparece la figura del seguro que acude presto en nuestra ayuda.

Llega el emocionante día de la salida. Los chavales se descargan de la mochila antes de subir al autobús y unos minutos después ya están despidiéndose de sus padres a través de la ventana. Papás y mamás, todo hay que decirlo, mezclan un sentimiento de alivio y pena… y los jóvenes exploradores sufrirán en menos de 24 horas el famoso síndrome de la mamitis (que es la correspondencia lógica al de la hijitis de los padres). Estas angustias paterno-filiales sabemos que son pasajeras, duran unos pocos días. Lo que, sin embargo, puede tener mayores consecuencias son los peligros que en torno a las tiendas de campaña merodean sobre nuestros hijos.

No nos pongamos trágicos, pero es evidente que el entorno natural en el que se mueven los niños/as urbanitas, no es el campestre propio de un campamento. He ahí su inquietante atractivo y el fundamento más que sólido para que existan seguros específicos en estas actividades. Interesantes pólizas tanto si eres organizador (colegios, asociaciones, clubes, ONGs, Fundaciones…), como si formas parte del equipo de monitores, médico, auxiliares o, sencillamente, eres padre de las criaturas.

Veamos por qué conviene suscribir una póliza de seguros para campamentos y, en cualquier caso, ser consciente de lo que nos cubre. Los accidentes son el riesgo más obvio: pruebas físicas de todo tipo, por tierra, mar y aire, realizadas con prudencia –no hay por qué dudarlo– pero realizadas por no-profesionales de la escalada, el atletismo, del senderismo, el trecking… El paisaje es bonito pero también agreste así que por un tropezón de nada es fácil perder el equilibrio; lo normal es que nos hagamos heridas, rasguños o quizá incluso acabemos rompiéndonos algún hueso. No tiene por qué suceder pero, indudablemente, las posibilidades de alguien sufra un percance similar son mayores que sobre las aceras de la ciudad o el pasillo de casa.

Por si fuera poco, de vez en cuando se propagan incendios. Sí, es un misterio que suceda a pesar de los avisos y recomendaciones que constantemente nos llegan. Pero sea como sea, un fuego en un bosque no es la situación de sosiego que todos esperábamos al salir del campamento. Si hay desgracias físicas o materiales más vale tenerlas aseguradas. También se pueden dar casos de intoxicaciones alimenticias o si un menor se pierde… un sinfín de circunstancias que agudizan los riesgos que nos acechan habitualmente.

Por todo esto el seguro de responsabilidad civil en un campamento está pensado para cubrir daños a terceros y es complementado con el seguro de accidentes que protege a los participantes. Nos sirve fundamentalmente para evitar incurrir en los gastos médicos o traslado en caso de accidente y los gastos médicos y farmacéuticos si fuera el caso.

Viaje con nosotros si quiere gozar

Viaje con nosotros si quiere gozar

Aprovechando la llegada del verano y la posibilidad de disfrutar de más tiempo libre, os invito a hacer un recorrido por algunos de los libros y películas cuyo contenido está íntimamente ligado al del automóvil. Y de paso remarcar la gran importancia de los coches como algo más que un artefacto que nos lleva de un sitio a otro. Empezamos, pero eso sí, ¡abróchense los cinturones ahora, y siempre!

Las grandes distancias y las buenas carreteras permiten que en EE.UU con 16 años un pimpollo cualquiera pudiera conducir. Aún recuerdo mis planes de que con 16 recién cumplidos viajaría al otro lado del Atlántico a sacarme el carné de conducir para usarlo aquí. Vale, sí, “no me llames iluso… “. Porque de ilusión también se vive y si no, que se lo digan a los protagonistas de la novelita “Las ventajas de ser un marginado” de Stephen Chobski. Un escritor que también adaptó y dirigió la película del mismo nombre donde la célebre frase que sigue llenando miles de tumblrs,“en ese momento éramos infinitos”, supone la más gráfica exaltación de la amistad de los diecitantos. Y es que no es lo mismo sentir un vínculo así montado en la parte trasera de una monstruosa pick up, como darse cuenta de que los momentos por muy infinitos que sean, no dejan de ser momentos finitos. Como les ocurre a nuestros antihéroes de la furgo del siguiente libro que comentamos. Nos referimos a “Cuatro amigos”, de David Trueba y a la representación patria de la amistad a los ventimuchos años, justo cuando han de adentrarse en el mundo adulto. De esta novela no hay película, y ni la habrá (según su autor y a pesar de que se lo pidan con frecuencia). Aún así las aventuras de su personaje principal Solo, y sus otros tres amigos ocupan un buen lugar en la memoria de muchísimos lectores de medio mundo. Entre los que me incluyo. Cada vez que veo una desvencijada Nissan Vanette recuerdo inmediatamente el tragicómico verano metidos en una furgoneta con olor a queso de Blas, Raúl, Claudio, y Solo.

Pero si hay una película donde los autos chupan cámara y además salen guapísimos es Dos en la carretera(1967), dirigida por Stanley Donen y escrita por Frederic Raphael. Sus protagonistas son Audrey Hepburn y Albert Finney. Y ambos sostienen durante toda el film una ejemplar radiografía de los diferentes estados por los que puede pasar una pareja que se quiere, pero que no siempre está enamorada. Sus personajes llamados Mark y Joanna rivalizan en encanto con los diferentes autos que emplea el dúo en las distintas fases de su relación. Hay que destacar el Morgan MG (1950), el Triumph Herald descapotable, y finalmente el esplendoroso Mercedes 230 SL “Pagoda”. Auto con el que la pareja evidencia su ascenso social y económico pero también su desgastada relación. Y si no les gustan las pelis de tequiero-notequiero-depende, pueden disfrutar de los paisajes de la fotogénica costa Azul, y de la monumental vieja Europa que se ven, aderezados de una más que bonita música de Henry Mancini.

Pero no todo van a ser historias de iniciación sentimental, o de descubrimiento de los sin placeres adultos. Una de las principales paradojas del automóvil, si tenemos en cuenta que su principal función es la de transportarnos eficientemente de un lugar a otro es la de… ¿qué pasa cuando estamos metidos en un atasco? El escritor argentino Julio Cortázarusó ese punto de partida y lo llevó al extremo. Y le salió un cuentazo. El título del relato es “Autopista del sur” y a partir de la creación de uno de sus microcosmos característicos, Cortázar da un buen repaso metafórico a los incipientes vicios de la clase media. A partir de un tremendo embotellamiento durante una operación retorno veraniega, el autor retiene a una amplia amalgama de personajes durante varios meses. Sí, han leído bien. El literato argentino se recrea en las dificultades que estos tienen para relacionarse y sobrevivir durante todo ese tiempo. Y todo esto, sin nombrar a ningún personaje por su nombre, o sí, pero en este caso sus nombres están dados por el modelo de coche que conducen.

Gladiadores sobre ruedas

Gladiadores sobre ruedas

Piensa en algún tipo de disciplina deportiva peligrosa que se practique hoy en día. Bien, ¿lo tienes? ¿Qué ha sido: boxeo, toros, salto base…? Podría ser cualquiera de ellas, ya que son todas actividades de riesgo, y de hecho, practicando esta última -considerado como el deporte más peligroso- la probabilidad de morir es de 1 entre 2300 saltos; se estima en que en los últimos 30 años han perdido la vida 170 personas practicando esta actividad. Pues bien, hoy os hablaré de una carrera de motos que se celebra durante sólo dos semanas al año y en la que siempre muere al menos una persona de media. En total, 138 desde que comenzara a celebrarse en 1907. Este año han fallecido dos: Karl Harris y Gary Johnson; En paz descansen.

El Tourist Trophy de la Isla de Man se celebra todos los años a principio de junio y está considerada como la carrera más peligrosa del mundo. La peligrosidad del trazado reside en que no se trata de un circuito fijo, sino de una carrera cronometrada por carreteras convencionales en las que se alcanzan más de 300 km/hora. Imagínate a unos tíos llevando motos de más de 200 caballos al límite por carreteras de montaña y pueblos mientras rozan con la rodilla en los bordillos y en los muros con el hombro. Pues esto es lo que sucede: cualquier pequeño error tiene consecuencias dramáticas.

¿Pero, por qué se hacen si son tan peligrosas? Hay varios motivos. El primero es la tradición de la zona: en Irlanda existe un campeonato permanente de carreras en carretera abierta, el GP del Ulster o la Southern 100 son otros ejemplos en la modalidad. El segundo es por tradición motorista: se lleva corriendo desde 1907 en la isla y hasta 1977 fue parte del campeonato del mundo de motociclismo, leyendas como Giacomo Agostini o Mike Hailwood se agrandaron gracias a su temerario trazado. De hecho, una de las ambiciones personales de Soichiro Honda cuando empezó a fabricar motocicletas fue que algún día sus máquinas llegaran a rodar por la isla. El tercer motivo es precisamente el propio peligro: pese a haberse llevado tantas vidas, el TT de la isla de Man sigue siendo el desafío supremo para cualquier motorista. Puede que no se requiera una técnica como la de Moto GP, pero la determinación, valor y concentración que precisa la Isla no es comparable a nada.

Los pilotos que corren en el TT no son estrellas. No son gente que gana mucho dinero. Es más, en la mayoría de los casos es gente que pone dinero de su propio bolsillo (con la ayuda de `sponsors´) para competir jugándose el pellejo. No son gente como los pilotos del mundial, a los que sus padres les sentaron sobre una moto cuando tenían tres años y no han salido de un circuito en su vida. Estos tipos son como tú y como yo, gente que en la mayoría de los casos tiene experiencia en competición, pero no vive de ello. Hay de todo: desde mecánicos a fontaneros y oficinistas, jóvenes y no tan jóvenes, padres de familia o solteros, hombres y alguna mujer de múltiples nacionalidades. Y sólo una cosa les mueve a correr en la isla: su pasión por la moto, por la velocidad, por sentirse libres.

Creo que al final todo va de eso. De la libertad para decidir cómo vivir tu vida. No de vivir o morir (eso ya es cosa del destino), si no para hacer lo que realmente te motiva sin miedo a las consecuencias. Karl Harris y Johnson han perdido la vida este año en la isla, pero la perdieron haciendo lo que más querían, y por ello, merecen mi admiración y mi respeto. Ya lo dijo Valentino Rossi: “hay que ir a la isla de Man para comprenderla”. Yo, espero poder ir el año que viene. Vsss y ráfagas